Determinar cuántos años puede vivir un caballo depende de muchos factores como la raza, los cuidados y el estado en el cual vive así como la vida que ha tenido. Por ello la esperanza de vida de un caballo es bastante flexible, puede vivir de entre los 25 a los 40 años.

De cualquier modo para hacernos una idea se puede considerar un caballo adulto cuando cumple los cuatro años de vida. Después hay que tener en cuenta que un caballo en cautividad vive más que uno salvaje ya que las condiciones y los cuidados no son los mismos, de ahí no superen los 25 años de vida.

Para hacernos una idea podemos decir que se pueden clasificar en tres tipos de caballos cada uno de los cuales tienen una esperanza de vida distinta siempre teniendo en cuenta sus cuidados y condiciones de salud.

Si hablamos de caballos pesados considerados de tiro, éstos se diferencian del resto por su gran tamaño, miden entre 1.63 y 1.68 metros y pueden llegar a pesar hasta los 1.000 kilos, en estos casos la esperanza de vida oscila entre los 25 y 30 años.

Realmente, no existe ningún truco exacto que haga que nuestro caballo esté junto a nosotros por mucho más tiempo, ya que pueden darse un sinfín de circunstancias que terminen con un desenlace fatal. Sin embargo, si ponemos en práctica una serie de consejos sí podemos contribuir a que la esperanza de vida sea ligeramente mayor, o al menos de más calidad.

En primer lugar hay que hacer especial hincapié en la nutrición. Una correcta alimentación y una dieta equilibrada librarán al caballo de padecer muchas enfermedades y de mantenerse sano y fuerte.

La higiene es otro de los factores clave. Mantener limpios el establo y los lugares frecuentados por el caballo durante largos periodos de tiempo evitará que estos se conviertan en un potente foco de infecciones y de peligros.

Si sometemos a nuestro caballo a trabajos duros (fuertes tareas de tiro, de carga, etc.), lo castigaremos en exceso, algo que hay que evitar a toda costa si no queremos que repercuta negativamente.

A grandes rasgos, estos son los consejos básicos que pueden hacer que nuestro caballo viva algún año más, aunque no son los únicos: el ejercicio físico diario y las visitas periódicas al veterinario también pueden ser de enorme ayuda.

Compartir

Comparte el contenido de esta nota en:

Abrir chat