Una mascota que posee alergia lo demuestra a través de su piel. El prurito es el síntoma más evidente. Pero muchas veces puede atribuirse a una invasión de pulgas adoptadas en la plaza. El panorama se esclarece cuando aparecen algunos signos como: la mordedura de manos o lamidas entre los dedos, también con la comezón/prurito, también la otitis frecuentes son algunos de los otros síntomas. Una reacción alérgica puede expresarse también a través de una conjuntivitis.

La alergia canina:
La alergia canina se destaca en estas cuatro:
– Respiratoria: polen de árboles de plátano, acacia y paraíso. El césped de la plaza, gramilla, polen y el polvo ambiental.
– Digestiva: proteínas (carne de vaca, pollo, derivados de la leche y huevo). Para determinar si un animalito es alérgico a ciertas comidas necesita ingerir durante mucho tiempo la misma dieta.
– A través de la piel: productos químicos (cera, soda cáustica, lavandina, desodorante de ambiente).
– Por pulgas: se desarrolla con mayor frecuencia que las demás. Tanto la picadura como la saliva desencadenan con facilidad una reacción alérgica en aquellos animalitos con problemas de piel. Para eliminarlas se suele aplicar un talco o gotitas. Sin embargo, la mayoría del tiempo (casi el 90%) las pulgas viven fuera del animal. La fumigación de los ambientes es tan importante.

La alergia canina: Cuidados caseros
Las recomendaciones más efectiva, muchas veces, son las más fáciles de implementar.

– Mantenerlos libres de pulgas
– La casa debe estar ventilada: el encierro produce acumulación de sustancias perjudiciales.
– Evitar los aerosoles o desodorantes ambientales.
– Mantener los pisos limpios, pero no usar sustancias irritantes o ácidas como cera, detergente o lavandina.
– Tratar de que el animalito duerma sobre telas lavables que no acumulen resto de polvillo (preferir de algodón y no de lana).
– Darle una alimentación adecuada que contenga un buen nivel de ácidos grasos para que la piel se mantenga húmeda y elástica. En todas las comidas puede agregarse 1 cm. de aceite de girasol por kilo.

La alergia canina: Algunas medidas
Los métodos son:

Alergia de pulgas: un control intensivo sobre la mascota y el medio ambiente. ç
Alimentaria: cambio de la dieta. Ofrecerles un nuevo alimento que el organismo no reconozca.
-Inhalatorias: aplicación de remedios antialérgicos o un tratamiento de vacunas, al igual que las personas.

Fuente: foyel.com

Compartir

Comparte el contenido de esta nota en:

Abrir chat