Aunque resulte difícil de creer, los animales también sueñan. Eso al menos explica los ruidos extraños que hacen muchos animales cuando duermen y que, al principio, preocupan a los dueños, que no saben si esos quejidos son consecuencia de alguna molestia que sientan o problemas que les impiden respirar bien.

Recientes estudios afirman que esos ruidos y movimientos no son sino sueños que, como nosotros, tienen los animales. Y sus sueños son muy parecidos a los que podemos experimentar nosotros, pues creemos que están relacionados con sus vivencias diarias.  Los ruidos suelen producirse durante la etapa REM, que es el sueño profundo, aunque todavía se desconoce si en ellos podemos hablar de una etapa REM como la que pasamos los humanos.

Ladra, resopla, mueve las patas como si corriera…

Por tanto, es normal que mientras está en esa fase profunda mueva las patas como si corriera o ladre o resople; incluso que haga gorjeos. Puede ser que en su sueño esté persiguiendo a otro perro, a un gato o a un conejo; o se esté peleando, o esté saludando a otros compañeros de juegos.  Pero tampoco es raro que nuestro perro no haga nada. Eso no quiere decir que no duerma como un tronco ni tenga sueños. Es como en nuestro caso, hay personas que hablan mientras duermen, o se mueven. Pero no lo hacen todas.

Entonces ¿cómo sabemos si mi perro está soñando y duerme bien? Observando su respiración. La respiración se hace más larga y profunda y algo irregular. Y ello suele suceder cuando han pasado unos quince o veinte minutos.  Será entonces cuando nuestro perro comience a soñar, y a hacer ruidos o moverse.

Soñar ayuda a reforzar los recuerdos

¿Por qué es importante que sueñen? Porque, como en nuestro caso, soñar ayuda a grabar recuerdos y a mantener la memoria en perfecto estado. Los animales no recuerdan todo lo que viven diariamente, pero sí aquello que les gusta o les marcan, para bien y para mal. Por tanto, al soñar consiguen que esas experiencias se fijen en su memoria y las revivan varias veces. Es una manera de mantener activa la mente, estimular la memoria y reforzar los recuerdos. De este modo, debemos procurar que nuestro perro sueñe, es decir, que duerma profundamente para que consiga soñar, le ayudará a evitar problemas de memoria cuando sea más mayor.

Compartir

Comparte el contenido de esta nota en:

Abrir chat