Cerca del 50% de las mascotas sufre sobrepeso.

Para evitar problemas de obesidad, los veterinarios recomiendan una dieta controlada y algo de ejercicio. La mala alimentación y el sedentarismo no sólo perjudican a las personas, sino también a los animales de compañía. Y es que, según un estudio, cerca del 50% de los animales de compañía – perros y gatos, principalmente – tiene sobrepeso. Los especialistas recuerdan que se considera obeso al animal que pesa más del 15% de su peso ideal.

Artritis, problemas respiratorios, cardiovasculares y óseos, además de reacciones cutáneas e incluso diabetes, son las principales complicaciones que las mascotas obesas tienen más riesgo de padecer. Para evitar estas patologías, la solución pasa, al igual que en las personas, por una dieta controlada por el veterinario junto a un poco de ejercicio físico.

No es necesario ser un experto para ver si su animal está gordo. Basta con pasar la mano por las costillas. Si éstas se ven a simple vista es que está muy delgado. Si al palparlas se le notan sin mucha dificultad, la mascota está en su peso. Pero si al tocarlo se nota una cierta capa de grasa hasta llegar a las costillas, el animal pesa más de la cuenta.

Compartir

Comparte el contenido de esta nota en: